Toni Vitola, ganador de un Victory Awards afirma que venezolanos aportarán tanto a la fuerza laboral de Colombia como él

By Colvenz Leave a comment
vitola

Ganó un premio. El Youth Leadership del Napolitan Victory Awards 2020 fue para Toni Alejandro Vitola Jiménez, de 28 años de edad, un venezolano nacido en Caracas, de padres colombianos.

“Guao, al fin se reconoció un trabajo que he venido haciendo desde tantos años” fue uno de los primeros pensamientos del líder político Vitola, al enterarse de que fue ganador del premio más importante de su carrera como político.

La Academia de Artes Políticas y Ciencias de Washington otorgó un Victory Awards en la categoría Youth Leadership a Toni Vitola, por su liderazgo emergente en la política y en lo social.

El  Napolitan Victory Awards es un premio otorgado por The Washington Academy of Political Arts & Sciences.

El vicepresidente de la Colonia de Venezolanos en Colombia –Colvenz– celebró con el calor de su familia la gran noticia de haberse ganado un premio.

El único venezolano en ganar la categoría dijo que era un honor. “Es un honor que se reconozca un trabajo que se ha venido haciendo durante varios años. Un trabajo de hormiga: sin recursos”.

En enero de 2017 llegó con una maleta y con las ganas de brindar soluciones a los migrantes venezolanos. Como coordinador de Voluntad Popular comenzó su trabajo de visibilización de los migrantes venezolanos.

“No había una línea de atención muy clara por parte de las entidades gubernamentales y las organizaciones internacionales. Fue comenzar de cero”.

Para Toni, el premio no es solamente de él, sino también para su equipo de trabajo que lo acompaña desde Colvenz desde 2017.

“Creo que es un premio que habla del buen trabajo que, hemos venido haciendo todos aquí en Colvenz”.

La premiación a líderes políticos con el Victory Awards, hizo reflexionar a Vitola. “Al fin se reconoce un trabajo de tantos años, de tanto esfuerzo”.

Un repaso por la hoja de vida de Vitola. Es economista de la Universidad Central de Venezuela.  Fundó Proinve y el Movimiento UCV de la Universidad Central de Venezuela. Secretario de la Federación de Centro Universitarios y líder estudiantil desde Voluntad Popular.

Nunca dejó de formarse. “Fui muy fiel y creyente de que; a pesar de que uno haga activismo político, siempre está la formación académica de uno por encima de todo”.

La inmigración venezolana suma más de 1.7 millones en Colombia. Muchos venezolanos están experimentando una profunda crisis. Porque cada día, hay miles de migrantes que se están quedando sin empleo y si un techo donde vivir. ¿Crees que hay oportunidades para los migrantes en Colombia?

– Si. Yo creo firmemente que toda migración es positiva para un país.

Si vemos el historial de migraciones en todo el mundo, han aportado al crecimiento y al desarrollo, al país de acogida.

Entiendo que, Colombia no era un país preparado para afrontar este éxodo migratorio. Inicialmente es como un impacto muy fuerte, esa llegada de la población venezolana.

Pero yo creo que, con el paso del tiempo, va a ser más lo que sume, que lo que reste.

Estamos hablando de 1.8 millones de venezolanos que devengan servicios, adquieren productos alimenticios, pagan sus impuestos, pagan arriendo. Una gran proporción son profesionales.

Es una fuerza laboral, que creo que podría aportar aquí. Siempre y cuando se coloquen unas políticas claras para la inserción.

La pandemia ha afectado económicamente al colombiano y también a los venezolanos.

Pero soy creyente firmemente que, para sacarle el mayor provecho a los venezolanos en este momento, fomentar estas ideas de negocios o esos emprendimientos de menor a mayor escala.

Creo que estamos un momento en el cual, hay una población venezolana que tiene una vocación de permanencia.

Que quiere quedarse en Colombia, quiere aportar al país, tiene unas capacidades y tiene un oficio.

Siempre que se establezcan elementos claros o se le de ese empuje a los venezolanos, para que ellos puedan desarrollar su emprendimiento. Ya sea una empresa con 300 empleados, hasta una barbería.

Ganaste una categoría de liderazgo juvenil, el Victory Awards. Son miles de jóvenes migrantes que buscan una oportunidad de trabajo o estudio. ¿Crees que si hay oportunidades para los jóvenes migrantes venezolanos? ¿Qué deben hacer para acceder a estas oportunidades?

-Yo soy creyente de que, indiferentemente de tu estatus socioeconómico, de tu profesión, los primeros meses siempre son complicados para cualquier migrante, no solamente venezolano, sino de otra nacionalidad que llegue a un país, en este caso Colombia.

El llamado es pasar la tormenta, sobre todo lo que estamos viviendo por el Covid-19. Hay que aguantar la tormenta.

Porque con el paso de los meses, creo que uno va a poder ir mejorando su calidad de vida en el país. Porque te adaptas a la cotidianidad del país, te adaptas a la cultura del colombiano.

Conoces como es el mercado laboral. Comienzas a conocer gente.

Creo que el mensaje es aguantar la tormenta los primeros meses. Siempre con la mirada de frente, siempre con una actitud positiva, honrada, honesta, transparente.

Yo soy full creyente que el que obra bien, le va bien.

Aquí hay jóvenes que están llegando, son personas que quieren echar adelante, aportar a la ciudad. Tarde o temprano les va a llegar la oportunidad.

Yo incluso lo viví. Yo llegue con la nacionalidad colombiana, tenía familiares que me acogieron en Medellín. Pero, los primeros meses para mí, fueron muy difíciles.

Tuve que trabajar como repartidor de volantes, tuve que hacer muchas cosas que en Venezuela no hacía. Pero siempre muy con la frente en alto.

También hay una cuota de responsabilidad de los entes gubernamentales que es facilitar la inserción laboral a los jóvenes.

Yo creo que los jóvenes que están llegando acá tienen ideas de negocios, quieren montar su propio negocio, su emprendimiento. Son personas a las que, tenemos que darle las oportunidades.

¿Los jóvenes migrantes venezolanos pueden ser líderes como tú? ¿Cuáles son tus consejos?

– ¡Si! ¡Claro! Total. Yo creo que cualquier joven puede asumir un liderazgo o ejercer un liderazgo como el que hago yo, el que hacen también decenas de jóvenes.

Aquí hay venezolanos en Colombia, no soy el único, hay muchos jóvenes que también ejercen un liderazgo muy importante en sus espacios acá en Colombia.

Yo creo que lo primero e inicial es la formación.

Creo que la formación es importante, en lo académico. Ya sea como hacer cursos de liderazgo, todo lo referente al trabajo social, político. También está el liderazgo empresarial.

Yo creo que primero es la formación y lo segundo es tener el compromiso y la convicción de hacer las cosas.

Primero es tener paciencia, no es un tema de la noche a la mañana.

En mi caso, tengo diez años. Hay que entender que las buenas cosas implican sacrificios.

Creo que, si alguien quiere llegar lejos, tiene que asumir los sacrificios que se le pongan en el camino.

Es ser pacientes, ya les llegará su momento. Tener formación y formar un buen equipo. Un líder no es un líder si no tiene un equipo que lo acompañe.

Yo he llegado hasta aquí, porque he tenido personas muy valiosas que me han acompañado.

 

 

 

Tagged under:

Leave a Reply

Your email address will not be published.